La Fiesta del Redentor

La noche del tercer sábado de Julio


Il Burchiello - Redentore

 

El Redentor es una de las fiestas más importantes para los venecianos y también para los turistas, gracias al fantasmagórico espectáculo pirotécnico nocturno que atrae millares de personas.

 

Il Burchiello - RedentoreSe celebra el tercer domingo del mes de Julio, día en el que se conmemora el final de la epidemia de peste de 1577, se celebran varias misas, hay una celebración solemne presidida por el Patriarca y una procesión religiosa.
Pero el momento más emocionante es sin duda alguna la noche del sábado cuando en el mágico marco de la Cuenca de San Marcos, juegos de luz y de reflejos crean un caleidoscopio de colores que se recorta detrás de las agujas, las cúpulas y los campanarios de la ciudad.  El fin de semana se concluye con una regada de góndolas.

Il Burchiello - PizzicamortiLa peste
En el trienio 1575-1577 la Serenísima Republica de Venecia fue afectada por el flagelo de la peste. Gracias sobre todo a la concentración muy elevada de habitantes, el morbo se propagó durante mucho tiempo causando más de 50.000 víctimas, es decir más que una tercera parte de la población de la época.

La ofrenda
El 4 de septiembre de 1576 el Senado deliberó que el Dux Alvise Mocenigo pronunciara la ofrenda de construir una iglesia dedicada al Redentor, para que el Redentor intercediera para acabar con la pestilencia. Cada año la ciudad rendiría homenaje a esta basílica, en el día en el que habría sido declarada libre del contagio.

Il Burchiello - RedentoreLa conclusión de la pestilencia
El 13 de julio de 1577 la pestilencia se declaró definitivamente vencida y se decidió celebrar la liberación de la peste el tercer domingo del mes de julio con una celebración religiosa y una fiesta popular.
Al lado religioso se unió de repente el aspecto de fiesta popular, como momento de liberación después de mucha pesadumbre.
Para atravesar el Canal della Giudecca y permitir el paso de la procesión, ya el primer ano se construyó un imponente puente de barcos, elemento característico de la fiesta también hoy en día.
Alrededor del puente y del Templo votivo (la iglesia del Redentor, obra de Andrea Palladio) las voces de las personas jubilosas y alegres, a pie o en barcos ricamente decorados con flores, daba  a la fiesta también un aspecto profano donde a la devoción popular se acompañaban placer y diversión.
Era una noche de vigilia, la “noche famosísima”, que se concluía solo al amanecer.

Il Burchiello - RedentoreEl Redentor hoy en día – La “noche famosísima”
Según la tradición al atardecer, los barcos decorados con flores y frondas, y con globos colorados y bien alumbrados, empiezan a entrar en la Cuenca de San Marcos o en el Canal della Giudecca.

En el barco, sobre mesas decoradas o sobre mesas improvisadas, se come una abundante cena a base de platos típicos de la tradición veneciana.

Entre cantos, bailes y chistes, se espera el espectáculo pirotécnico que empieza sobre las 11 y media de la noche y sigue hasta después de la medianoche.

Al final los barcos vuelven paulatinamente a casa o se van, según la tradición hacia el Lido de Venecia, para esperar el amanecer.

Para esta ocasión nuestra organización ofrece en alquiler unos barcos en exclusiva; tarifas a petición.